viernes, 12 de mayo de 2017

Tras las Huellas de los Reyes Incas [Lecturas]

TRAS LAS HUELLAS DE LOS REYES INCAS

HISTORIA POR CONOCER

¿Realmente existieron los reyes incas? Esa es la pregunta que ahora es materia de discusión entre los investigadores del Cusco.

"Hasta hoy existe la descendencia de los 14 monarcas que gobernaron el imperio inca, pero muchos se avergüenzan de llevar el linaje de sus antepasados y hasta han mutilado sus nombres", dice muy convencido Germán Zecenarro, historiador y catedrático de la Universidad San Antonio Abad del Cusco. Para él todos los incas, desde Manco Cápac hasta el último gobernante del Tahuantinsuyo, tuvieron presencia real en la vida del incanato.



Para el investigador, los incas inician su reinado una vez que los wari, que invadieron por más de 300 años el Cusco, fueron expulsados por los ejércitos de las etnias cotacalle, kilque y lucre, que también eran antiguos cusqueños, que vivían en estos fértiles valles.

Sin titubeos el historiador afirma, además, que fue Manco Cápac, quien lideró la guerra con los waris y con su esposa (Mama Ocllo) comenzó la denominada civilización inca.

"Son tan reales los incas que hasta ahora aquí existen nombres y apellidos de ellos, tales como Lloque, Cápac, Manco, Huacca, Yupanqui, Sinchi Roca, Inca Roca, Pachacútec, Atahualpa, Mayta, Huáscar, Huayna y Túpac", comenta. 

Germán Zecenarro dice que los descendientes de las panacas reales existen en San Jerónimo, San Sebastián, donde están las familias de los Inca Roca y Sinchi Roca. También hay descendencia en Anta, Chinchero, Maras y Ollantaytambo. 

Según el historiador, algunos cronistas señalan que cada uno de los incas construyó hasta su propio palacio. Por ejemplo, Manco Cápac tuvo el suyo en el sector de Colcampata, donde esta el templo de San Cristóbal, Sinchi Roca cerca a la Plaza de Armas e Inca Roca, donde está el palacio arzobispal. 

LA OTRA TEORÍA

Ante esta teoría, el arqueólogo, ex catedrático universitario y consultor internacional Luis Barreda Murillo afirma que para probar lo dicho se necesita haber "tirado badilejo y brocha", para tener evidencias arqueológicas. Por eso, señala que no se sabe científicamente si existió Manco Cápac, Sinchi Roca o Wiracocha, porque "su existencia solo se basa en los relatos de los viejos", sostiene. 

"Si se investiga solo se podrá conocer hasta nuestra tercera generación. El conocimiento más allá de los bisabuelos es mito. Por eso, quienes afirman que existieron todos los incas no han investigado. Nadie conoce dónde nacieron y cómo eran", dice el especialista. 

El estudioso recordó que lo conocido científicamente es la existencia de Pachacuti, el de su hijo Túpac Yupanqui y del nieto Huayna Cápac. "Huáscar y Atahualpa no fueron incas (los gobernantes 13 y 14). Se dedicaron a pelear y nadie gobernó", asegura. 

Para Barreda, Túpac Inca Yupanqui (el noveno inca) fue Pachacuti. "Se lo conoce por sus grandes reformas y transformaciones. Es el constructor de grandes edificios para la adoración de sus dioses. Además, amplió las canchas para la instalación de colcas, que eran depósitos de alimentos para el Ejército y para los súbditos. Fue el urbanista de su tiempo, de ahí la traza urbana del Cusco", sostiene. 

Según el investigador, se necesita hacer un estudio del origen y significación de los nombres propios de lugar. 

"Manco Cápac, Sinchi Roca o también Wiracocha pudieron ser grandes personajes de las etnias Ccotacalle, Kilque, Lucre, Marcavalle, Chanapata, Wari y Chancas. En estos momentos nadie sabe con exactitud su procedencia", afirma. 

Tampoco se debe descartar, señala el investigador, la posibilidad de que los nombres pueden proceder de los cerros, animales, medio ambiente y de las lenguas aimara, quechua, puquina, jacaro y cauqui, que se practicaban en el Tahuantinsuyo. "Para afirmar algo así, hay que demostrarlo", concluye. 

No se puede fabricar una historia

Para la investigadora María Rostworowski podrían incluso haber existido muchos más gobernantes incas en el Tahuantinsuyo, pero hasta que se pruebe lo contrario, se encuentran todavía en el terreno mítico. Para la estudiosa es posible que algunos hayan sido hasta borrados de la historia por diferentes motivos. "Que aparezcan apellidos similares (de los incas) en el Cusco no significa nada, de eso no se puede tener seguridad", afirma. 

La historiadora afirma que hasta el momento, por las crónicas antiguas, se puede tener referencias de tipo histórico de Pachacútec, Túpac Yupanqui y Huayna Cápac. "Tampoco se puede poner fechas a los períodos de gobierno, porque no hay seguridad. No se puede fabricar una historia al estilo europeo", sostiene. 

La investigadora señala que primero se debe encontrar documentos, evidencias, para dar una opinión. "Tal vez, algún día, se pueda encontrar algún quipu histórico que pueda darnos respuestas", refiere. 

En puntos

- Los incas fueron precedidos por milenarias culturas muy avanzadas que se denominaban Marcavalle, Killque, Cotacalle, Chanapata, Waris y Chanca. 

- Las primeras etnias que ocuparon el Cusco rendían culto a los animales como al jaguar, el puma y el cóndor. Además eran expertos en la caza, agricultura, ganadería, cerámica y la textilería.

- Manco Cápac, Sinchi Roca, Lloque Yupanqui, Mayta Cápac, Cápac Yupanqui, Inca Roca, Yahuar Huaca, Wiracocha, Amaru Inca Yupanqui, Pachacuti, Túpac Yupanqui, Huayna Cápac, Huáscar y Atahualpa.
Comparte en las Redes Sociales

Si has Encontrado Útil este Post puedes Compartirlo desde tu Blog, Página Web o Foro.




0 comentarios:

Publicar un comentario